EW Apocalypsis

    Comparte
    avatar
    Lunati[qiu]
    Usuario
    Usuario

    Femenino Cantidad de envíos : 37
    Edad : 33
    Fecha de inscripción : 08/03/2009

    EW Apocalypsis

    Mensaje  Lunati[qiu] el Lun Mar 09, 2009 1:29 pm

    A ver si esta vez consigo terminarlo. Por lo menos, puedo decir que, a capitulo ocho, ya han aparecido todos los personajes que se apuntaron en un principio y que a partir de ahí seguirán apareciendo personajes, alguno nuevo que ya tengo y otros que se apunten a partir de ahora.

    La ficha es bastante sencilla:

    Nombre:
    Edad:
    Apariencia:


    Y sin mas dilación os dejo con el prólogo y el primer capítulo, el resto los colgaré rapidillo para llegar pronto a la parte que aun no tengo escrita ^^

    __________________________


    El sol poniéndose tras los edificios creaba la ilusión de un gran incendio azotando aquella ciudad que desde las afueras parecía tranquila y apacible. En su interior los vehículos intentaban circular enjaulados en los embotellamientos típicos de aquellas horas de la tarde; todos querían llegar pronto a casa para descansar los agotados cuerpos tras un duro día de trabajo. El sonido de los claxon y de los motores llenaba las calles principales y se expandía hacia el exterior de la ciudad donde, sobre una colina, una figura observa la puesta de sol. Una capa raida, gastada y mugrienta impide ver su apariencia al cubrir su cuerpo; su sombra se alarga por detrás suyo fundiéndose con las sombras de la noche que se avecina sobre la ciudad de forma impecable y silenciosa. Finalmente el último rayo de sol desaparece en el horizonte de azoteas y la oscuridad lo cubre todo con su manto envolvente, manchado de estrellas ocultas tras las luces de las farolas y las ventanas. Un flash ilumina una zona de la ciudad y llamas, esta vez de verdad elevan una columna de humo iluminadas por algunos fogonazos. La misteriosa figura mueve la cabeza negativamente, las llamas verdosas que iluminan aquella zona de la ciudad no son naturales. Chasqueando la lengua se lanza en veloz carrera hacia la ciudad mientras en su mente maldice el recibimiento que le espera tras cuatro años de viaje.

    Capitulo 1:

    La figura encapuchada sabia que por mucho que corriera llegaría tarde, estaba demasiado lejos. Y efectivamente cuando estaba a poco más de un kilómetro del lugar una gran explosión señaló el final de aquellas llamas antinaturales. Frenó de golpe su carrera y comenzó a andar a paso rápido hacia el lugar del incidente, fundiéndose con la multitud ansiosa de cumplir con su cupo de morbo. Los agentes de policía tranquilizaban a las masas mencionando algo sobre una bolsa de gas, por fortuna no había heridos y la Miracle Corporation correría con los gastos que aquel desafortunado incidente pudiera haber causado. Los ciudadanos lamentaban las perdidas pero vitorearon a la multinacional que siempre había sido su salvadora.

    Tan silenciosamente como se había fundido con la multitud desapareció sin dejar rastro. Una hora más tarde se colaba en un almacén abandonado del distrito sur, en la zona mas pobre del mismo donde humildes pescadores trataban de competir con la multinacional dueña de aquella ciudad. Caminó unos pasos en la penumbra, el eco de los mismos resonó en la vacía estancia. Al parecer no había nadie. Eso le extrañó y sus normalmente seguros pasos vacilaron volviendo atrás. Alguien la cogió por la espalda inmovilizándola, pero sin hablar. Sin embargo el agarre se aflojo y fue el cazador convertido en presa por unas manos invisibles.

    “Vaya, así que eres tu, Bella, ¿Qué tal tu viaje?” La voz correspondía a un chico de pelo oscuro, aunque la tenue luz de luna que entraba a través de un sucio ventanuco hacia brillar dos mechones de pelo blanco. Sus ojos brillaron en la penumbra y sonrió.

    “Saito, me asustaste. ¿Dónde están los demás?” Respondió la chica sacándose la capucha y colocándose los rubios cabellos con una mano. El chico recupero la libertad de movimiento “Es extraño que esto este tan vacío después de una pelea, ¿algún herido?”

    “Pues no se donde estarán, después de que el nuevo ‘luz’ asesinara a Toya cada uno se fue por su lado, ahora algunos están de parte de la Miracle” La llama de un mechero prendió un cigarrillo en la oscuridad

    “Eso es una broma de mal gusto y no tiene gracia” Parecía muy molesta y al mismo tiempo confusa por la serenidad del chico al hablar, no parecía el de tres años atrás “Date prisa y dime donde están, prometí a Toya que le contaría el viaje con pelos y señales”

    “Te he dicho la verdad, es mas, yo soy uno de los que se han unido a la rosa de los vientos, ya no haré mas el papel de idiota” Chasqueo los dedos y unos potentes focos iluminaron la estancia. Ahora, que su rostro se podía ver con claridad, una traviesa sonrisa estaba dibujada en el.

    Bellatriz retrocedió frotándose los ojos, el fogonazo le había dañado la vista. Aún más confusa analizo la situación y su pecho se inflo de rabia. Toya muerto, no muerto no, asesinado por otro elemento; para empeorar la situación Saito les había traicionado, a saber quien más lo habría hecho. Lo que no entendía era por que no la había matado aún, ahora que con toda aquella luz no podía usar su poder.

    “Bella, a pesar de todo, lamento la muerte de Toya, sin embargo, este es el momento de elegir bando para ti. Siempre has sido inteligente, únete a nosotros, al bando ganador” Tendió una mano en su dirección “Si no lo haces morirás y lo sabes”

    “¿Cómo sabias que vendría aquí?” retrocedió aún mas, pegándose a la pared.

    “Veras, algunos guardias te vieron colarte por las murallas de la ciudad y avisaron a la central, yo estaba por allí, supuse que no tendrías ni idea de la situación por lo que vine para ponerte al día y ofrecerte una mano salvadora. La Rosa te tiene en alta estima pues supiste concertar la paz con su predecesor, una paz corta, pero marcaste un precedente”

    “Así que Toya no fue el único asesinado” sonrió amargamente “Es una oferta tentadora, pero…”

    “No lo hagas, fuera te están esperando diez patrullas listas para coserte a disparos”

    Bellatriz sonrió cual niña traviesa “¿Quién dijo que saldría afuera?” Acto seguido entró dentro de su propia sombra y desapareció. Saito espero un rato, pero no oyó ni un solo disparo. Una carcajada salió de sus labios antes de murmurar “después de eso tendrás que darte un buen baño Bella”

    Mas tarde el chico entraba en el recinto de la Miracle Corporation, centro físico y neurálgico de la ciudad de Metamirania. Tomaba un ascensor de cristal donde, tras teclear una contraseña y usar una llave especial, llegaba al ultimo piso del imponente edificio. Avanzo por el pasillo y se detuvo delante de una enorme puerta de roble macizo. Por las gruesas hojas se colaba el sonido embriagador de El Mesías. Justo cuando alzaba la mano para tocar y solicitar audiencia noto un peso repentino en su espalda.

    “Sai-chan, Sai-chan ¿Dónde esta la chica nueva?” la voz infantil pertenecía a una niña de unos doce años cara sonriente, ojos castaños y pelo del mismo color que apenas le rozaba los hombros. Su delgado cuerpo no suponía molestia para el chico, que sujetándola con los brazos la puso en el suelo frente a si.

    “Veras Ginny, ella no quiso venir, por eso tendré que aguantar un pequeña bronca del jefe, ¿me echaras un cable?” dijo poniéndole la yema del dedo en la punta de la nariz.

    “Jo, yo quería conocerla” puso morritos adorables “Pero vale te ayudo, pero sólo por que tu siempre me ayudas con las mates”

    continuara...
    avatar
    Miss Ato
    Usuario
    Usuario

    Cantidad de envíos : 43
    Fecha de inscripción : 09/03/2009

    Re: EW Apocalypsis

    Mensaje  Miss Ato el Lun Mar 09, 2009 5:08 pm

    No recuerdo si yo tenía ficha en este fic, si es así avisame, de no haberme apuntado a tiempo, creo que lo dejaré estar. No voy a complicarte las cosas ahora que ya has escrito un buen cacho xDD
    avatar
    Lunati[qiu]
    Usuario
    Usuario

    Femenino Cantidad de envíos : 37
    Edad : 33
    Fecha de inscripción : 08/03/2009

    Re: EW Apocalypsis

    Mensaje  Lunati[qiu] el Lun Mar 09, 2009 8:20 pm

    No, en este no estabas, sin embargo te invite a entrar y aunque no quieras apareceras, probablemente en el capitulo nueve.

    Y aunque tenga escrito un buen cacho quien se quiera apuntar es bien recibido, a más personajes mas interesante se hará la trama ^^.
    avatar
    Lunati[qiu]
    Usuario
    Usuario

    Femenino Cantidad de envíos : 37
    Edad : 33
    Fecha de inscripción : 08/03/2009

    Re: EW Apocalypsis

    Mensaje  Lunati[qiu] el Mar Mar 10, 2009 11:26 am

    Capitulo 2


    Ambos entraron en el amplio despacho, tan grande que una casa pequeña podría caber perfectamente en el. Unos inmensos ventanales mostraban el lado oeste y sur de la ciudad muy por encima de ella, lo suficiente para que las estrellas fuesen visibles desde allí. En el centro de la sala, presidiéndola, un escritorio de dimensiones acordes a la estancia, en la esquina izquierda del despacho un minibar y en la derecha un juego de tres sofás con una mesita de cristal en medio. De espaldas a la entrada, con los brazos a la espalda, observando la ciudad en silencio, una figura masculina sumida entre las tinieblas de la noche.

    Los últimos acordes de la música se fueron apagando lentamente hasta sumir la estancia en el silencio. Ginny soltó la mano de Saito, que hasta ese momento tenia agarrada y corrió hacia la figura. Saito avanzo mas despacio, observando como el hombre cogía en brazos a la pequeña. Parándose finalmente donde el halo de luz de la puerta terminaba. “Buenas noches, señor presidente” saludo el chico con una reverencia respetuosa.

    “Ginny me acaba de decir que fracasó en su misión señor Gabbiani, a pesar de saber lo importante y bien recompensado que seria unir un nuevo elemental a nuestra causa” El tono de su voz era suave, pero el otro se removió incomodo y nervioso aguardando que el presidente de Miracle Corporation le permitiera la palabra. “Sin embargo esta dulce pequeña me ha pedido que sea indulgente con usted, quizás lo sea, todo depende de cómo trate de disculparse”

    Saito se incorporo de la reverencia, pero manteniendo la cabeza agachada, seria una descortesía mirar directamente a Kumo Arashino, el hombre más poderoso del mundo. El respeto, pero sobre todo el miedo hizo que hablara con nerviosismo y torpemente, por suerte se le podía entender. “Señor, la chica escapó por las alcantarillas, fue una idiotez por mi parte no tener esa posibilidad en cuenta, ahora que se ha negado a unírsele en nuestro próximo encuentro la matare para que así un nuevo elemento de oscuridad ‘nazca’ y se os una. Por otro lado la búsqueda del nuevo elemento de viento va desarrollándose sin contratiempos, pronto contará con un nuevo elemento.”

    “Espero que sus palabras produzcan frutos pronto o si no viento no será el único que ‘renazca’, mi querido y torpe señor Gabbiani” Dejo a la niña en el suelo señalándole un plato con pastas para que cogiera algunas. “Es todo, puede retirarse”

    Saito salio de la estancia cerrando las puertas tras de si. Cuando estas se hubieron cerrado completamente un suspiro de alivio escapo de entre sus labios. Eso había estado demasiado cerca. Sacó un nuevo cigarrillo de la aplastada cajetilla y se lo llevo a los labios encendiéndolo con el mechero.

    En otro rincón de la ciudad, casi al mismo tiempo en que Saito abandonaba el edificio, la tapa de una alcantarilla fue sacada de su lugar desde abajo. A ras de suelo asomó la cabeza de Bellatriz que miro a todos lados. No había moros en la costa. Salio bastante empapada y oliendo a mierda y demás desperdicios desechados por el vater. Su ánimo no era mejor que su olor. Un terrible sentimiento de soledad y abandono cayó sobre ella como una losa. ¿Para eso había vuelto a la ciudad? ¿Para encontrarse a su amor muerto y acabar en medio de un nuevo enfrentamiento? Pateo la pared más cercana llena de frustración y rabia. Quería cometer una locura imprudente, necesitaba hacerlo. Pero no sabía por donde empezar… Salvo por conseguir una ducha y ropa nueva, el resto ya iría llegando.

    El despertador sonó estrepitosamente con ese sonido tan característico que los convierte en el electrodoméstico mas odiado. Una cabeza pelirroja se revolvió debajo de las mantas y una enorme manaza apretó el botón que retardaba la nueva activación del aparato cinco minutos. Pasó el tiempo y volvió a sonar. El chico salio de debajo de las mantas y tomo el despertador entre las manos. La tentación de estamparlo contra la pared era grande, pero se contuvo, si lo hacia le volvería a sangrar la herida del hombro. Suspiro desanimado y se levanto de la cama ahogando un bostezo con la mano del brazo sano. Una vez en el baño se aplico un nuevo vendaje. Por suerte solamente lo habían rozado las llamas y como mató a aquel mago del Este, nadie podría localizarlo por un tiempo. Aún así maldecía su mala suerte de toparse con uno lo suficientemente poderoso como para poder crear algunas llamas con su poder.

    Ya vestido y mentalizado a no quejarse, por mucho que le doliese el brazo, cerró la puerta del pequeño apartamento dispuesto a empezar un nuevo día laboral. Saludo a la casera al salir por la puerta y esta le devolvió una mirada despótica y desconfiada. Aquel barrio del distrito Oeste no era muy conocido por su buena fama, pero era un buen lugar para pasar desapercibido. En una esquina una prostituta se le acercó tirándosele al cuello, pero el la esquivo fácilmente, ya tenía practica en rechazarlas. Su estricto código de honor de caballero lo llevaba a ello, siempre y cuando no llevara dos o tres copas encima, pero bueno, nadie es perfecto.

    “Buenos días Sen, tan puntual como de costumbre” Le dijo el anciano y cascarrabias dueño del bar donde trabajaba “Si, eso se debe a tu política de hora no trabajada hora no cobrada” respondió con sarcasmo el pelirrojo y se fue directamente al almacén en busca de bebidas para rellenar las neveras. Odiaba su trabajo, su vida actual y sobre todo aquellos poderes que no había pedido y siempre se veía obligado a usar.

    Un cuchillo impacto en el centro de una diana, tras él, otro y de seguido un tercero. Una figura se levanto del sofá donde estaba sentada y recogió los cuchillo en la semipenumbra de aquel sótano. Los dejo sobre una mesita y se soltó la coleta del castaño y largo pelo para hacérsela de nuevo. A pesar de que su figura no era todo lo femenina que le hubiese gustado Hisana era una ardiente chica que en ese momento estaba realmente aburrida y realmente cansada de esconderse bajo el teatro del distrito Este mientras los prepotentes magos y la chusma del populacho se divertían sobre su cabeza. Si aquel mugriento sótano, lleno de decorados y vestuarios raídos por las ratas, no fuese el escondite de la resistencia jamás se le hubiese pasado por la cabeza utilizarlo para otra cosa que acumular polvo. Su aburrimiento era tal que comenzó a ojear los viejos vestidos y a sacar alguno que otro, si no se asfixiaba en el intento probablemente se probaría los que mas le gustasen.

    Cerca de ella se amontonaban cajas llenas de armas y explosivos. Esa noche pensaban dar un golpe cerca de la comisaría central que rodeaba los edificios de Miracle. Pero eso seria después de la función. Aquellos actos temerarios le hacían subir la adrenalina al máximo, luchando codo con codo al lado de los demás. Matando a aquellos malditos magos que se lo habían arrebatado todo desde su mas tierna infancia. Su casa, sus padres, su familia feliz.

    Cuando un bonito vestido de corte decimonónico se desintegro en sus manos abandono la idea de seguir mirando vestidos e incluso de probárselos, seguramente se acabaría enfermando. Volvió a tomar sus cuchillos y a lanzarlos al centro de la diana. Los aplausos de la multitud anunciaron el final del segundo acto, con el tercero se acabaría la obra y empezaría la verdadera función.

    Continuara...
    avatar
    Sensei
    Usuario
    Usuario

    Masculino Cantidad de envíos : 27
    Edad : 33
    Fecha de inscripción : 09/03/2009

    Re: EW Apocalypsis

    Mensaje  Sensei el Mar Mar 10, 2009 5:47 pm

    Lo bueno de llevar tanto tiempo sin seguir el fic, es que ahora al leerlo de nuevo no me acuerdo de casi nada. Y no me voy a quejar de la posibilidad de volver a seguir el fic como si fuera la primera vez.

    Comentarios, a ver… nada mas empezar, ya se ve que el enfoque narrativo es, sobretodo, cinematográfico, como si describieras planos y contrapuntos. Pero, el cambio de escenas te queda demasiado… abrupto, por así decirlo, y me cuesta saber cuando una escena ha terminado para empezar otra. Te agradecería, de verdad, que entre escena y escena crearas un doble espacio u algo por el estilo, para así hacerlo mas evidente…

    Dicho eso, solo me queda esperar que continúes y por fin puedas avanzar el fic ^^
    avatar
    Lunati[qiu]
    Usuario
    Usuario

    Femenino Cantidad de envíos : 37
    Edad : 33
    Fecha de inscripción : 08/03/2009

    Re: EW Apocalypsis

    Mensaje  Lunati[qiu] el Mar Mar 10, 2009 11:15 pm

    Si, tienes mucha razón, al ser un fan fic hecho para las personas que en un principio dejaron la ficha (todos los lectores son bienvenidos, por supuesto) hago cambios demasiado bruscos para que me de tiempo de poner a los maximos personajes posibles por capitulo sin desvelar demasiado de la trama. Pero eso no quita que siga tu consejo, lo cual haré, por que estoy deacuerdo en que es algo que hará más agradable la lectura ^^

    ________________________


    Capitulo 3:

    Los telediarios y los programas de noticias en la radio no dejaban de anunciar un nuevo ataque terrorista en Metamirania. La cruenta rebelión había vuelto a actuar, dejando un reguero de heridos a sus espaldas. La herramienta usada esta vez fue un coche bomba delante de la comisaría central. Los edificios colindantes sufrieron daños en las fachadas y los vehículos de la zona quedaron hechos chatarra. El frontis del edificio de policía quedo destruido y varios criminales peligrosos se habían dado a la fuga aprovechando el caos resultante.

    Por los escaparates de las tiendas de electrodomésticos flamantes televisores de plasma último modelo exhibían los retratos robots de los fugados. El que más resaltaba era el de una chica delgada de pelo negro y corto, pues habían dibujado el cartel para que infundiese terror. Delante del escaparate se reunía una asustada multitud, entre ellos una joven con gafas y su media melena escondida debajo de un gorro. Pensaba que no habían sabido sacar su lado bueno. Con una media sonrisa se sacó las gafas y fingió limpiar el cristal inexistente de las mismas.

    La chica continuó avanzando por la calle hasta que giro bajando unas escaleras. Empujó la puerta, sabia que estaba abierta a esa hora. “Hola Jim, ¿mucho trabajo?” Pregunto al chico vestido de camarero. “¿Sarcasmos tan temprano? ¿Una mala mañana Jane?” le pregunto colocando el ultimo trozo de carne dentro del pan. “Simplemente un mal presagio, los magos me siguen buscando, hasta me hicieron publicidad por la tele” “Ah, eso… lo llevan dando desde las seis de la mañana no te preocupes y date prisa en cambiarte, el local esta lleno”

    Cuando Jim salio con los bocadillos ella ya se había puesto el delantal y remangándose la camiseta se metió de lleno con los pedidos de la plancha. Jane había tenido mucha suerte al poder contar con su hermano mayor siempre. Que supiera era el único elemento que aún tenía contacto con alguien de su familia. Pensar nuevamente en su vida de elemento la hizo sentir nostalgia de todo lo que habían compartido luchando contra los magos de Miracle y sus peones. En ese momento le llegó un pedido desde la barra, sonrió con suficiencia y añadió algunos pedazos más de carne a la plancha.



    Es el barrio mas pobre de toda la zona este, donde viven la mayoría de los indigentes de la ciudad. Se los puede ver haciendo cola para entrar en un ruinoso edificio donde conseguir una pequeña ración de comida, un mendrugo de pan duro y un plato de sopa aguada, si hay suerte puede que en la sopa te caiga algún resto de verdura semipodrida. Las peleas por robo son frecuentes y en este momento dos chicos se pelean por un mendrugo de pan. Ambos rubios, pero de distinto sexo y distintas edades. Ella le recriminaba la mitad del mendrugo que le había quitado; el la acusaba de mentirosa y avariciosa. El volumen de la discusión aumentaba progresivamente y no hicieron demasiado por evitar llegar a las manos. Se tiraban de unas mesas a las otras, tirando comida y personas a su paso. Al final los echaron de allí para que continuasen discutiendo en la calle. Lo cual fue lo que hicieron, durante tres calles mas, sin embargo al doblar por la esquina de la tercera calle se miraron en silencio y se hicieron mutuamente el símbolo de la victoria.

    “La felicito por el golpe de hoy señorita Rorec” “Lo mismo le digo señor Constans, con tantos mendrugos como hemos recogidos nos daremos un buen atracón” Siguieron alabándose mutuamente un rato mas hasta que Lance detuvo su mirada en la de otra chica que los miraba con recelo desde la acera de enfrente. El chico se puso serio de repente y avisó a Chelsea para que se fijara en la chica. “Se parece a... Pero, no puede ser ¿verdad?” “Sólo hay una forma de averiguarlo” le respondió el mientras cruzaba, Chelsea lo siguió de cerca, atenta a todo.

    La chica que habían visto esperó a que estuvieran a medio camino para internarse en el parque que tenía a sus espaldas. El parque consistía en una zona arbolada con algunos claros donde aún quedaba algún que otro banco o algunos de sus restos. En el centro del mismo había una pequeña glorieta de piedra. Allí se dirigió la chica, sin dejar que se le acercaran pero sin permitir que la perdieran de vista. Cuando estuvieron los tres dentro de la glorieta se quedaron mirando con recelo durante varios minutos, al final fue Lance el que rompió el incomodo silencio.

    “Se te ve bien Bella” “¿Es lo único que tienes que decirme?” “No, también podría insultarte, golpearte y algunas cosas mas, pero, supongo que a estas alturas, será mas efectivo un te lo dije” “Quizás…” Bellatriz desvió la mirada de los azules y profundos ojos del chico hacia los árboles. “Pues yo si que tengo algo que decirte, coges nos vendes la ilusión de que todo cambiara y luego te largas desentendiéndote de todo y ahora que has vuelto ¿Qué? ¿Cojeras nuestras cabezas para llevárselas como presente a la nueva rosa? Como un buen perro fal…” “Chelsea ya vale” la corto el chico. En los ojos de ella la indignación seguía latente. “¿Por qué nos has buscado Bella?” “Os encontré por casualidad y pensé que si estabais con Miracle no estaríais mendigando por ahí, por eso me deje ver antes.” “Quizás debí preguntar mas directamente. ¿Qué quieres?” “No lo se y es la respuesta mas sincera que podría daros” les dio la espalda apoyándose en una de las columnas de la glorieta “No se qué pudo salir mal, todo iba bien, llego y me encuentro un combate. Saito me dice que han matado a Toya y que es un aliado de Miracle, no se que hacer, seguramente me acerqué a vosotros en busca de un contacto familiar, fue una mala idea, lo siento”

    La chica abandono la glorieta bastante triste, aunque sabia que se las merecía, las palabras de Chelsea le habían dolido, también la frialdad de Lance. Sin embargo no avanzo mucho, el chico la detuvo por el brazo y le paso un mendrugo de pan. “Ven, te llevare a la tumba de Toya”



    En el distrito norte una elegante limusina salió por la verja de una impresionante residencia. El vehiculo enfiló una calle bordeada de árboles que a aquellas alturas del otoño ya casi se habían desprendido de su hojas y una calida alfombra cubría las amplias y bien cuidadas aceras. Ciertamente aquella zona de la ciudad era la más lujosa y en ella vivían todos aquellos relacionados con Miracle. Dentro de la limusina un hombre trajeado hablaba por teléfono. Las sombras del interior del vehiculo impedían ver su rostro, pero bajo el traje se veía un cuerpo con una forma física excelente. Colgó el teléfono y se aflojo la corbata, dio instrucciones a su chofer y continuó desabrochando la blusa. Cuando finalmente se había cambiado de ropa una mascara blanca como el hueso le cubría el rostro. La limusina giro a la derecha en la siguiente esquina y desapareció entre el tráfico.



    Los tres atravesaron las rejas del cementerio común de la ciudad. No tenía nada que ver con la lujosa necrópolis situada en la zona norte. Aquella con sus grandes y elegantes mausoleos, este con sus tristes y lánguidas lapidas de cemento. Lance iba guiando a la cabeza por entre las siniestras inscripciones que deseaban descanso eterno a sus moradores. El grupo avanzaba en silencio, lo único que se escuchaba era el ritmo de sus respiraciones. Después de un buen rato deambulando se detuvieron delante de una sencilla lapida que rezaba un nombre ‘Toya’ ni apellidos ni demás decoraciones o citas. Bella se acerco despacio, acaricio el relieve de la inscripción con la yema de los dedos y las lagrimas que hacia días que contenía afloraron a sus ojos. Un aullido agónico salio de su garganta y se deshizo en sollozos. Chelsea fue a abrazarla, a pesar de todo aun sentía cariño por Bellatriz. Lance la detuvo y tiro de ella para que se alejaran del lugar, en esos momentos era mejor desahogarse solo.

    Continuara...
    avatar
    Lunati[qiu]
    Usuario
    Usuario

    Femenino Cantidad de envíos : 37
    Edad : 33
    Fecha de inscripción : 08/03/2009

    Re: EW Apocalypsis

    Mensaje  Lunati[qiu] el Jue Mar 12, 2009 10:48 am

    Capitulo 4


    Una figura enmascarada y vestida con ropas elásticas y oscuras se movía entre las sombras de un callejón. Mas adelante esperaba una figura con gabardina y sombrero, en el lugar donde debería estar la cara el resplandor rojizo de un cigarrillo iluminó un mechón de pelo rubio. Los labios ocultos soltaron una bocanada de humo y la respiración de aquel hombre se escuchó pesada y cansada. Sus más de treinta años le pesaban demasiado a su espalda. Sobre todo llevando más de la mitad de su vida entre luchas infructuosas que mermaron su empuje y redujeron a cenizas su determinación. Se podría decir sin miedo a errar que estaba cansado de la vida y solamente quería que lo dejaran tranquilo. Cogió el cigarrillo y lo tiró al suelo para apagarlo con la suela del zapato. “Llegas tarde mago”

    Si Yamikarasu no tuviese la cara enmascarada se habría podido ver la mirada fulminante que le echó. Para él, mano derecha del líder de su clan, trabajar codo con codo con una basura de elemento como aquel Laguna era la peor humillación. Ni siquiera entre los elementos sabían de su procedencia. No era más que un pordiosero con aires de guerrero. Sí, sabía pelear, lo había demostrado y eso el por mucho que le doliese el mago lo admitía. Pero eso era una cosa y otra bien diferente era tolerar aquella chulería innata que despedía por cada poro de su piel el elemento. Pero aquel no era momento para ponerse a divagar sobre los inconvenientes de la misión. Ambos debían llevarla a cabo con la mayor rapidez posible.

    “Acabemos cuanto antes y así ambos nos desprenderemos de la presencia del otro” Aunque hablo de forma educada escupió con desagrado cada una de las palabras. El otro se encogió de hombros. A él no le importaba tanto trabajar con el mago, eso mantenía una paz que esperaba hacer durar. Se acercó a la puerta de su derecha, apoyó un dedo en la cerradura y después de un destello la puerta estaba abierta. La empujo para abrirla, no entro, galantemente, cedió el primer puesto al mago. Yamikarasu pasó sin demasiados miramientos al interior de la vivienda. Tenían que asesinar a un ciudadano relacionado con la resistencia. Al parecer les dispensaba armas, entre otras cosas. Quizás fuese cierto, quizás no. Era un hecho que no todos estaban contentos con el régimen de Miracle, a pesar de que era la única forma de mantenerlos seguros y en paz. Pobres insensatos que solamente querían tener una libertad real.



    Lance estaba de pie mirando el vacío y Chelsea balanceaba las piernas en el aire sentada sobre una lapida. La chica tarareaba una melodía pegadiza, él la miraba de reojo, era extraño verla tan tranquila. Normalmente estaba siempre llena de energía y era incapaz de estar sentada en el mismo sitio más de medio minuto. ¿Qué medio minuto? Ni tres segundos. La noche se les echaba encima y empezaba a refrescar. Lance se quito el abrigo rojo y raído para ponérselo por encima. “¿Qué te pica?” le pregunto al mismo tiempo que lo dejaba caer sobre sus hombros. A pesar de no ser hermanos de sangre le era inevitable verla de esa forma. Ya llevaban muchos años juntos y cuando ella e despertaba entre pesadillas el siempre estaba ahí para acurrucarla y consolarla.

    “Me preguntaba por que la trajiste aquí y no la dejaste votada como ella nos hizo”
    “Chelsea, ¿no te fijaste donde nos llevo para hablar? Estábamos en un bosque, en una glorieta de piedra, por mucho que usara su poder para atacarnos estaba en desventaja.” Sonreía de lado. Aunque hubiese dicho eso y fuese verdad, su sentido de la justicia le dictaba que no podía dejarla sin saber donde acudir en los momentos de flaqueza.
    “Si, la hubiésemos machacado” la chica soltó una risilla sádica e impulsándose con los pies salto de la lápida, se sacudió el trasero y envolviéndose con el abrigo añadió “¿Ahora que? Conociéndola querrá venganza y a mi no me desagrada la idea de volver a luchar”
    “A mi tampoco, pequeña fanática de la sangre” dijo frotándole cabeza de forma cariñosa.

    Justo terminaban de hablar cuando Bella apareció por el final del camino. Parecía fuera de si, Chelsea acertó de lleno, sus ojos clamaban venganza y los manchurrones oscuros que le recorrían el cuerpo ocultándolo allí donde pasaban entre sombras profundas y escalofriantes eran la prueba de que seria a cualquier precio.



    Golpes en la puerta despertaron a Sen que se desperezó con cuidado de no dañarse el hombro, aún le molestaba un poco. Aunque maldecía su poder el hecho de que los elementos tuviesen una capacidad de recuperación tan rápida le encantaba. No llegaba a ser una regeneración instantánea, pero tampoco la necesitaba. Medio dormido y maldiciendo a su anciana vecina, que seguramente lo llamaría para que volviera desenredar la cola del gato del destartalado ventilador. Por suerte para el maldito animal el aparato era tan viejo y tenía tanto uso que entre vuelta y vuelta de aspas tardaba casi ocho segundos. Sin embargo cuando abrió la puerta esta se le volvió en contra golpeándole la cabeza. “Auch, ¿pero que mierda…” Cogiéndose la frente con ambas manos pudo ver, con el ojo que el dolor le permitía tener abierto, a un sonriente Lance. “¿Qué coño haces aquí? ¿No te dije que no volvieras por aquí?” Intento cerrar la puerta, pero esta no se movió del sitio aunque nadie la sujetaba.

    “Siempre has sido un soso Sen” no fue Lance quien contesto, sino Chelsea mientras entraba en la pequeña vivienda como pedro por su casa “Por eso nunca saldría contigo, además ¿Qué te has echado en el pelo? Pareces un fosforito. Y mira esta pocilga, ya podrías limpiarla un poco, nunca se sabe cuando llegará una visita”
    “Vamos Chelsea no seas cruel con él” Lance cedió el paso a Bella y cerró la puerta después de entrar el último “Y Sen en vez de quejarte podrías invitarnos a algo con que calentar el estomago, por si no te has enterado fuera esta lloviendo. Ah antes de que se me olvide también queríamos pedir de nuevo tu colaboración”
    “La respuesta es NO, a todo, largo de aquí, sobre todo tu Bellatriz, no quiero problemas…” Desde que la vio aparecer por la puerta no le había quitado la mirada de encima. Ella tenía la culpa de todo, primero por engatusarlo con la idea de una paz ridícula y luego yéndose a saber a donde. ¿Ahora pretendía hacerlo luchar de nuevo? Ni de coña. Esa era su última palabra.
    “…Solo quiero una vida normal” termino la frase Chelsea con cierto retintín. “Cuando aceptaras que no eres normal, se te ha dado un don para poder cambiar el mundo, idiota”
    “No me llames idiota renacuajo” Por un instante desvió la mirada hacia la rubia y la señalo amenazante con el dedo “Tu no eres más que carne de reformatorio”
    “Sen” Bella llamó su atención “Si no te unes a Miracle no podrás llevar una vida normal. Lo sabes y aun así te mantienes escondido. Dime algo ¿Fuiste tú el que lucho contra el mago del Este el otro día? Finalmente no puedes negar lo que eres, por mucho que te esfuerces siempre sacas a relucir tu condición de elemento.”
    “No… No te importa lo que yo haga o deje de hacer, no es asunto tuyo.” Respondió el pelirrojo bastante molesto. Claro que había sido él y por supuesto no se había unido a los magos, no se iba a rebajar a la altura de aquellos asesinos. Pero tampoco iba a regresar a una vida regida por las luchas continuas. “Olvídame, no pedí este poder, no pedí ser como vosotros, maldita sea, yo era un puto chico normal de quince años, tenía una novia guapa y sacaba buenas notas en el instituto, lo tenia todo y ahora mírame. Vivo en un nido de cucarachas, mal durmiendo por el miedo a que este mínimo de seguridad que he conseguido se desmorone, no tienes ni puñetera idea Bella, tu no sabes lo que es perder nada”
    “¿Eso crees?” respondió la implicada intimidante, acercándose a el lenta pero segura. Lance y Chelsea que habían estado hablando entre ellos se callaron y se fueron a la cocina, sabían que Sen acaba de meter la pata hasta el fondo y era mejor huir ante la inminente tormenta. Bellatrix no dejo responder al pelirrojo, hablo arrastrando las palabras, no. Mas bien escupiéndolas con desprecio y dolor. “Tenía cinco años cuando recibí mi poder, lo recibí por la mañana y la noche de ese día mis padres fueron asesinados delante de mis ojos. Un grupo de asalto de la policía liderado por un mago del Oeste entró dispuestos a matarme como a mis padres. Entonces aparecieron tres elementales, entre ellos Toya, que me pasaba cinco años. Ellos tres me salvaron la vida aquella noche y se convirtieron en mi familia desde ese instante. Tu predecesor y el predecesor de luz murieron, sólo me quedo Toya, el único hombre al que he amado. ¿Sabes que es lo peor? Que nunca tuve el valor de declararme y ahora no podré hacerlo jamás. NO ME VENGAS CON QUE NO SE LO QUE ES PERDERLO TODO OSTIA PUTA”



    Bajo el teatro había una gran algarabía. Como siempre, después de un golpe, daban una fiesta para celebrar su éxito o en caso contrario para despedir el alma de los caídos. El ambiente festivo resaltaba la victoria. Todos bebían, cantaban y bailaban. Para cualquier extraño a la trouppe aquella sería la celebración del éxito de la nueva obra, no era necesario preocuparse por que los descubriesen. La resistencia estaba tremendamente orgullosa de su tapadera. Algunas noches entretenían a los magos con sus actuaciones, otras los entretenían con los atentados. Aunque era molesto saber que los magos no gustaban de su segunda forma de actuación, pero tampoco importaba. La meta final valía la pena, todo por la libertad.

    Hisana se mantenía apartada del grupo, sentada entre sombras con un vaso de plástico lleno de cerveza en una mano y varias patatas de paquete en la otra. La sonrisa torcida y un suspiro de exasperación, odiaba aquellos festejos. Para ella los coches bombas y las demás actuaciones de la rebelión no eran más que una pantomima para asegurarse de que los magos supiesen de la existencia de ese grupo. Si, el hecho de sentir el peligro echándole el fétido aliento a la cara la ponía a mil por hora, pero sabía que así no llegarían a ninguna parte. Sin embargo no podía quedarse de brazos cruzados, no después de todo lo que había sufrido. No, tenía que devolvérsela a los magos de alguna forma. Un chico se le acerco y la invito a bailar, pero después de rechazar la trivial oferta se volvió a sumir en sus oscuros pensamientos. Finalmente optó por abandonar la fiesta y deambular un rato por la ciudad a ver si así se despejaba algo la mente.
    avatar
    Hisana
    Usuario
    Usuario

    Femenino Cantidad de envíos : 48
    Edad : 27
    Fecha de inscripción : 14/03/2009

    Re: EW Apocalypsis

    Mensaje  Hisana el Dom Mar 15, 2009 12:56 am

    Cuanto tiempo sin leer este fic T.T *lágrimas de emoción*
    ¿Fueron dos o tres las veces que me quedé al borde de la muerte por mono por este fic porque nos quedamos sin Asotaku...?

    Estoy impaciente por leer más capítulos!!! >¬<
    avatar
    Lunati[qiu]
    Usuario
    Usuario

    Femenino Cantidad de envíos : 37
    Edad : 33
    Fecha de inscripción : 08/03/2009

    Re: EW Apocalypsis

    Mensaje  Lunati[qiu] el Dom Mar 15, 2009 10:44 pm

    Hisana escribió:Cuanto tiempo sin leer este fic T.T *lágrimas de emoción*
    ¿Fueron dos o tres las veces que me quedé al borde de la muerte por mono por este fic porque nos quedamos sin Asotaku...?

    Estoy impaciente por leer más capítulos!!! >¬<

    >/////////////< Tampoco será para tanto ^///^U

    Capitulo 5


    En un lujoso barrio del distrito norte, la pequeña Ginny iba de la mano de Saito camino de la escuela. Con su uniforme de secundaria recién planchado y su pelo recogido en dos coletas altas. Era una niña alegre y vivaz, pero con una dureza en su mirada que muy pocas personas alcanzaban a lo largo de su vida. Solamente el presidente Arashino sabía de donde procedía la niña. La versión oficial era que era una maga huérfana, pero nadie la había visto manifestar su poder. Realmente todo lo que la rodeaba era un completo enigma. Nombrarlo era tabú, pero la niña simplemente era la mascota de la Rosa de los Vientos y estaría bien así. No era más que una niña que no significaba ningún peligro para el orden normal de las cosas.

    Se despidió de su guardián en la puerta enrejada del colegio y salió corriendo en dirección al lujoso edificio de paredes de piedra, parándose al llegar a la altura de otras niñas. Poniéndose a hablar animadamente mientras se hacia la hora de entrar. Saito la observó hasta que entro por la puerta principal y se perdió en el interior. Luego enfiló la calle por el camino de vuelta a su piso. Paseando por aquellas calles permitió que su mente divagara mientras andaba. No se fijaba en la hermosa alfombra de hojas secas que adornaba la acera ni en las pocas personas con las que se cruzaba. Eran pocos los magos que iban a pie, aquella gente serian sus empleados de hogar, un termino muy elegante para llamar a los criados. Tan absorto iba que tampoco se fijó en el paquete de papel marrón contra el que chocó su cara. Se quedó un instante estupefacto antes de volver a la realidad, el paquete estaba siendo revisado por una preocupada Hisana, que, subida en un muro, suspiró aliviada al descubrir que no había ni un donut relleno roto. Eso si que lo dejo descolocado y como para asegurarse de que no veía visiones la llamo por su nombre.

    “¿Hisana?” En su voz se coló aquel sentimiento de extrañeza e incredulidad. Incluso se froto los ojos por si estaba viendo visiones.
    “¿Qué?” respondió ella tendiéndole de nuevo la bolsa de papel “Te traje el desayuno”
    “Ah” En ese momento le parecía que todo aquello era una especie de deja bu o que aún seguía en su mundo de pensamientos. Definitivamente no podía ser real, aun así tomó la bolsa y comprobó su contenido. Era real. “Y… ¿Qué haces aquí?”
    “¿No te lo acabo de decir?” Le dijo, saltando dentro de la propiedad que rodeaba el muro. Poco después aparecía por una pequeña puerta enrejada situada más adelante en el muro. “Entra y desayunamos juntos”

    La siguió intrigado por su aparición en pleno territorio enemigo, tan tranquila con donuts para desayunar y saliendo de la mansión de una familia de magos. Mientras subían el camino bordeado de abetos, ella le explico que no había nadie en casa por lo que ella se ocupaba de cuidarla ese día. Al parecer sus dueños estaban de vacaciones. Dichosos magos, el mundo desmoronándose a su alrededor y ellos con tiempo para salir de viaje. Por supuesto se había encargado el sistema de seguridad y de las cámaras para no dejar huella de su estancia. Él, todavía apabullado por los extraños acontecimientos, no terminaba de reaccionar y la seguía por toda la casa cual corderito llevado al matadero.

    “Y bien, ya estamos de vuelta en el salón principal.” Se detuvo golpeándose los muslos con las palmas de las manos. Luego se giró hacia el con un brillo perverso en los ojos. “Ahora que estamos solos me gustaría preguntarte algo” Mientras hablaba se acercaba a él, terminando por agarrarlo sensualmente de la camisa con una mano y jugueteando a acariciar su cuello y su pecho con los dedos de la otra. “Es algo a lo que le estoy dando vueltas hace mucho tiempo” Se puso de puntillas para susurrarle al oído, de manera mas intima, como en aquellas ocasiones en las que la adrenalina los embriagaba. “Me preguntaba por que tú. Precisamente tú. Te habías convertido en el perrito faldero de la nueva rosa. ¿Me lo dirás?”

    Ante aquella pregunta fue cuando finalmente reaccionó. Sus ojos se abrieron y miraron fijamente a la chica que tenia delante. Primero con sorpresa y luego con rencor y rabia. Ella no tenía derecho a preguntarle eso. No, no tenía ningún derecho cuando fue ella quien se la jugó con Sen. De todos los tipos que podría haber elegido para joder, no, tenía que tirarse a ese pelele. La agarró por el cuello, elevándola por el y llevándola hasta la pared de enfrente, haciéndola chocar con fuerza. Ella torció el gesto por el repentino agarrón y por el golpe contra la pared. También lo miro fijamente desde su desfavorable posición. Sus ojos presentaban un desafío, pero sus labios no sonreían, estaba a la expectativa de lo que el hiciera.

    “No vuelvas a hablarme así” la amenazó Saito. Luego la soltó del cuello, pero siguió atrapándola contra la pared. Con las manos apoyadas a cada lado de la cabeza de ella.
    “Vamos, sólo dije la verdad” rió ella jugando con los botones de la camisa del chico, desabrochándolos y pasando a acariciar la piel que había debajo, algo mucho mas interesante. “Además eres la niñera de una linda niñita de los magos”
    “No sigas o tendré que callarte la boca” Acarició el suave cuello de la chica con la mano, presionando de nuevo. “No tienes ni idea de lo que soy capaz de hacer”
    “¿Qué me harás? ¿Oxidarme?” Su voz era desafiante y las palabras sonaron como una carcajada. Se volvió a colocar de puntillas para acercarse a su rostro y morderle los labios.
    “¿Quieres averiguarlo?” Saito tomó los muslos de la chica, levantándola en el aire y colocando las delgadas piernas alrededor de su cintura. Ya no podía mas contener su cuerpo, la deseaba. La había deseado desde el día que la conoció y había seguido haciéndolo a pesar de sus traiciones y tejemanejes. Por que además de aquel deseo que lo corroía por dentro la amaba. Ella por toda respuesta lo besó apasionadamente, mientras, le clavaba las uñas en la espalda. No, no haría nada por detenerlo, llevaba provocándolo todo el rato con ese fin en mente.



    Una fina capa de lluvia estaba cayendo cuando Jane salió del trabajo. Miró las gotas de lluvia con desagrado y sacó el paraguas de bolsillo que llevaba en el bolso. Siempre se quedaba a la última para dejarlo todo recogido y preparado para el día siguiente. Por eso era ya de noche cuando caminó por las calles alumbradas por unas farolas que apenas despedían luz. Varias manzanas más adelante la chica se detuvo ante una valla metálica, la agarró con una mano y se quedó mirando ensimismada el edificio al que rodeaba. Unos pasos se detuvieron a su lado no se dio la vuelta, probablemente Jim, preocupado, habría salido a buscarla. Ambos se mantuvieron el silencio un rato, contemplando el edificio. Pasaron varios minutos antes de que el recién llegado rompiera el silencio.

    “Orfanato Milton, fundado hace medio siglo para acoger a niños desamparados, parte de la obra social del mago que lideraba el clan del sur por aquellos tiempos, un hombre muy generoso” Mientras hablaba la piel de Jane se erizaba y los músculos bajo ella se tensaban. Conocía aquella voz de los pseudos anuncios político-familiares que emitían cada noche por todas las cadenas de televisión. Aquella voz inconfundible que infundía respeto y pavor a partes iguales. Aquella voz que pertenecía al hombre más poderoso de la ciudad. “Hacia mucho tiempo que quería conocerla en persona señorita Darks, pero por favor no este tan tensa, su salud y la de su hermano pueden verse afectadas por un nerviosismo excesivo”
    “Y ¿que hace el ‘dios’ de Metamirania interesándose por una simple ciudadana?” Consiguió articular después de tragar saliva ruidosamente. Kumo Arashino nunca iba solo a ninguna parte. No le hacia falta girarse para saber que una brigada de guardaespaldas los rodeaba a ambos. Los mejores magos entrenados para la protección del líder de Miracle corp. Sabido era que por ese séquito completamente fiel a él jamás se le había visto usar sus poderes. Aunque luchase no saldría viva de allí.
    “Me halaga demasiado, sólo soy un hombre de negocios. Precisamente eso es lo que me trae ante usted” Un tenso silencio se hizo entre los dos. El presidente de Miracle, decepcionado por no haber despertado la curiosidad de la joven, lo rompió al rato. “Seguramente no lo sabrá, pero la señorita Bellatrix O’neill ha vuelto a la ciudad. Según me han comentado ha descubierto la situación actual y esta bastante afectada. Por ello me preguntaba si usted seria capaz de prestarle apoyo moral”
    “¿Solamente apoyo moral?” pregunto Jane escéptica. Se había tensado al escuchar el nombre de Bella. Ella también tenía mucho que echarle en cara, aunque eso se veía disminuido por la ayuda que le presto para encontrar a su hermano.
    “Desde luego que no” Por primera vez en toda la noche la miró y sonrió de manera casi divertida. Le había hecho gracia la actitud del elemento. “Quiero que la inste a buscar al nuevo elemento viento, por supuesto toda la información que recojan acabara en mis manos”
    “¿Si me niego?” Pregunto a sabiendas que no le quedaba otra opción salvo la muerte.
    “Eso seria un grave inconveniente para mis planes, no obstante, siempre puedo llevarla a dar una vuelta junto a su hermano y torturarlo hasta que usted acepte” Jane tragó saliva tensándose aún mas. ¿Cómo lo había descubierto? Ni siquiera llevaban el mismo apellido. “Bueno, qué me dice. ¿Tenemos trato?”

    Cuando Kumo Arashino se alejo de allí con su séquito el paraguas de Jane era arrastrado por el viento calle arriba y la lluvia se mezclaba con sus lágrimas. Se dejo caer de rodillas con la cara entre las manos. Algunos sollozos escapaban de su garganta y sentía como su cuerpo perdía toda la vitalidad que normalmente emanaba. ¿Qué acababa de hacer? Mentalmente pedía perdón a sus compañeros. Pero no era capaz de sacrificar a su hermano, era demasiado importante para ella. Y por encima de todo él no tenia nada que ver con aquella guerra, era una persona inocente y ¿no era la misión de los elementos luchar por salvar a aquellos que perecían bajo el yugo de los magos?


    Continurará...
    avatar
    Lunati[qiu]
    Usuario
    Usuario

    Femenino Cantidad de envíos : 37
    Edad : 33
    Fecha de inscripción : 08/03/2009

    Re: EW Apocalypsis

    Mensaje  Lunati[qiu] el Miér Mar 18, 2009 4:23 pm

    Buenas noticias, ya tengo el planteamiento del capítulo nueve en cabeza, una vez lo escriba cogeré ritmo y seguiré con los siguientes con facilidad ^^.


    Capitulo 6:


    Las puertas del despacho del presidente de Miracle se abrieron de par en par dejando pasar el sonido frenético de unos tacones que avanzan con paso rápido y seguro hasta el escritorio. Tras este su ocupante alzó la mirada, forzando una sonrisa despegó su atención del papeleo a firmar ese día. Odiaba que lo interrumpieran mientras trabajaba, era algo que lo irritaba irremediablemente. El taconeo se detuvo justo delante del escritorio. La figura femenina se inclino hacia delante y el sonido de un bofetón resonó en el inmenso despacho. Sin moverse ni un ápice el presidente le lanzó una furibunda mirada a la líder del clan del Sur. Su impresionante figura, enguantada en un ceñido vestido de seda roja, que no hacia sino ensalzar el color pelirrojo de sus cabellos y sus despampanantes curvas. A juego con sus ojos un sencillo broche de esmeraldas sujetaba uno de los tiros del vestido. Las puertas de roble se cerraron silenciosamente aislándolos del resto de la empresa.

    “Señorita Shaskiriana ¿puedo preguntar a que se debe saludo tan... calido?” Mantuvo la compostura y su frialdad habitual, no era hombre que perdiese los papeles por tan poco.
    “Como si no lo supiera” comento ella exaltada. Tan alterada estaba que movía los brazos exageradamente, confirmando su indignación y su estupefacción. “¿Cómo se le pudo ocurrir? Permitir la entrada de elementos a nuestras instalaciones. ¡Ja!. Estamos permitiendo al enemigo conocer nuestros secretos y buscar puntos débiles, infructuosamente, cierto. Pero aún así la sola idea de estar aliados con semejante escoria es repugnante” Se estremeció visiblemente, solo pensar que aquellos asquerosos gusanos pudieran haber pisado el mismo suelo que ella pisaba en ese momento le resultaba vomitivo.
    “Entiendo” Comento con un tono de voz neutro el hombre, mientras la observaba con aparente indiferencia. “Está criticando mis métodos”
    “Desde luego que critico sus métodos, cuando y mas, toma decisiones sin tener en cuenta al concilio.” Se inclinó, apoyando las manos en el escritorio con un golpe sordo, su escote dejo bien visible aquello que mostraba a medias normalmente. “No debería recordárselo, pero sin el apoyo de los cuatro grandes clanes usted no seria nada, ni siquiera se sentaría ahí ahora mismo. Sin nuestro apoyo solo le quedara caer en el olvido. Arashino, recuérdelo bien” Los ojos esmeralda refulgieron con un destello amenazante. Nunca le había gustado aquel hombre. Nunca le había gustado por que no podía manejarlo, no podía convertirlo en uno mas de sus esclavos. Pero al mismo tiempo deseaba ser seducida por el con todas sus fuerzas. El poder que aquel hombre poseía, aquella sensación de miedo que sentía en su presencia y escondía bajo una capa de arrogancia. Ciertamente aquel hombre la volvía loca en más de un sentido.
    “Tiene razón, no debería recordármelo” Kumo Arashino se levanto de su asiento y rodeo el escritorio hasta llegar enfrente de la mujer. Sus movimientos eran calmados y su expresión tranquila. La miro de arriba abajo: altiva y hermosa. Lo que siempre había pensado de ella. Desvió la cara para suspirar y le devolvió el bofetón con demasiada fuerza y con toda la intención de que así fuera. La mujer cayó al suelo, la rabia hirviendo en su interior y mostrándose a través de la furibunda mirada que le lanzó desde su forzada posición. Cuando el presidente habló su voz fue glaciar, casi tanto como su dura mirada. “En primer lugar, no vuelva a osar amenazarme. En segundo, mis métodos están dando mejores resultados que milenios de lucha contra los elementos. Mejores resultados aún que los métodos de mi predecesor, al cual usted estuvo de acuerdo en asesinar. Tanto es así que incluso participó en el asesinato.” Le tendió la mano y la ayudó a levantarse. Sin miramientos y con una brusquedad calculada para no dañarla más. Cuando estuvo de pie la tomó por la barbilla para limpiarle un hilillo de sangre que le caía de la comisura de los labios. Su voz ahora sonó más suave, se podría decir que dulce, e incluso seductora. “Pero no se preocupe, tendré en cuenta su juventud e inexperiencia y pasare por alto este incidente. Además no tengo ninguna intención de enemistarme con su clan señorita Shaskiriana y mucho menos con usted, siempre he admirado esa impetuosidad que la caracteriza.” Se permitió dedicarle una sonrisa sensual.

    Como única respuesta ella lo miró a los ojos con un brillo de furia y odio en sus pupilas; dio media vuelta y se marchó de allí. Él le miró el trasero descaradamente y chupó el dedo manchado con la sangre de la sensual maga. Sabía excepcionalmente bien. Cuando las puertas estuvieron cerradas volvió al trabajo, aún le quedaba demasiado por hacer y el tiempo se estaba empezando a agotar.



    Una nube de olor a putrefacción y barbacoa se levantó cuando el cuerpo de un no muerto cayó abrasado al suelo. La mascara color hueso de Yamikarasu se giro hacia Saito dejando sentir reprobación. El elemental se limitó a encogerse de hombros. Mientras, detenía la mayoría de bolas de fuego que Jane lanzaba hacia ellos. El agua chocando con el fuego se diluía en columnas de vapor que se enredaban en el aire formando jirones y zarcillos. Así no llegarían a nada. La chica jadeaba mientras huía, si era difícil enfrentarse sola a un mago del norte de tal poder, aún era peor con el elemental completamente opuesto poniéndoselo más difícil. A la desesperada les lanzó una bola de fuego anormalmente grande y para su satisfacción Saito hizo lo mismo para detener el fuego. La explosión lleno la calle de vapor, lo que le brindo la cobertura necesaria para poder escaquearse por un callejón.



    A escasos kilómetros de allí Bellatriz, junto a Lance, Chelsea y un furibundo Sen, buscaban algún mago despreocupado al que sacarle algo de información. Al final al pelirrojo no le había quedado otra opción que unírseles una vez más, aunque a regañadientes. Seguía sin querer luchar contra nadie. Entonces un camión de bomberos paso por su lado y se detuvo metros mas adelante en un embotellamiento. Los cuatro se miraron, habían encontrado un mago al que sacarle información y a uno de sus compañeros. Sin mirarse, para preguntar que hacer, salieron a la carrera, la costumbre era demasiado fuerte para detenerse a reflexionar. Para llegar a su destino solo tuvieron que ir en dirección contraria a la masa de desalojados por la policía. Todos los infelices transeúntes, somnolientos, tenían miedo en los rostros, les habían informado de un escape de gas que podría acabar en explosión. ¿Perderían todas sus pertenencias?

    De entre el vapor salió corriendo Jane, completamente mojada y perseguida por una serpiente de agua. Al girar por la esquina chocó de frente con Sen y el animal acuático, al verla quieta aprovecho para atacar. Sin embargo el ataque se quedo en intento cuando la figura acuática se congelo chillando de dolor.

    “¿Estas bien?” le pregunto el pelirrojo suspirando de alivio al ver que era Jane y no Hisana la atacada.
    “Si, y suéltame, aún me puedo mantener en pie” el chico obedeció apartándose un poco “¿Estas solo?”
    “No, pero nos separamos, ¿puedes lanzar una bengala?”
    “Y una mierda, eso seria un suicidio, el nigromante y Saito también nos descubrirían”
    “…” los nervios se le crisparon al oír el nombre de Saito y aún mas al verlo aparecer “El ya nos ha descubierto y los superamos en numero”

    Se coloco entre Jane y el elemental de agua al que tanto odiaba. Jane finalmente hizo caso a Sen y haciendo girar las manos creo un ave de fuego que salió disparada hacia lo alto de los edificios para desaparecer en una onda expansiva de luz.

    “Vaaaaya, ¿así que ahora vas tras Jane?” Saito sonrió arrogante, quitándose el pelo se los ojos. En el rostro una expresión de superioridad. Esa noche acabaría matando dos pájaros de un tiro. “¿Eso quiere decir que dejaras de perseguir a Hisana?
    “Imbécil” escupió con desden el pelirrojo “Contra mi no tienes nada que hacer, ¿por que no sales huyendo con el rabo entre las piernas?”
    “¿Eso es una amenaza?” Echó la cabeza hacia atrás para reírse a carcajada limpia. “Tú no puedes luchar, no quieres hacerlo, eres tú quien no tiene nada que hacer ante mi”

    Yamikarasu surgió de la oscuridad unos metros por detrás de Saito y miró con desconfianza al trío de elementales negando con la cabeza. Solamente eran mugre. Sin embargo avisó de su presencia. Habló con voz seca y oscura que resonó en la calle como si viniese de varios sitios a la vez.

    “Tenemos orden de regresar, al parecer el ultimo elemento ha aparecido”
    “Parece ser que esta vez os ha salvado un mago” Saito les dedicó una última sonrisa irónica antes de crear un muro de agua y desaparecer junto con el mago del clan del norte.

    Continuará...
    avatar
    Lunati[qiu]
    Usuario
    Usuario

    Femenino Cantidad de envíos : 37
    Edad : 33
    Fecha de inscripción : 08/03/2009

    Re: EW Apocalypsis

    Mensaje  Lunati[qiu] el Mar Mar 24, 2009 1:48 pm

    Capitulo 7


    Nada mas irse ellos llegaron los demás desde diferentes direcciones. A lo lejos se oían las sirenas de los coches de bombero y policía acercándose. En ese momento no tenían tiempo para hablar allí. Tampoco podían dispersarse y reunirse en alguno de los pisos francos, lo mas seguro es que los magos los tuviesen vigilados. Jane señaló un bloque de apartamentos cercanos, los demás asintieron y se dieron prisa en llegar. Al parecer la habían atacado de vuelta a casa. Era una suerte que los magos no descubrieran eso, mientras pensaran que estaban huyendo quedarse cerca del lugar de la pelea era lo más seguro. Al menos de momento.


    Jane abrió la puerta del piso. Era pequeño pero confortable. No encendieron las luces, era demasiado peligroso. Mientras se acomodaban Jane fue al baño a curarse algunos rasguños que le habían causado los no muertos, tenia que darse prisa si no quería que se le infectaran demasiado. Con suerte ni siquiera tendría que sufrir una horrorosa costra de pus. Sen se mantenía apartado del resto, aun le bullía la sangre. Aunque se intentase convencer mentalmente que la culpable de la situación en realidad era Hisana no podía evitar descargar su rabia sobre Saito. Eso era lo que mas rabia le daba de todo el asunto, el había sido su primer amigo dentro del circulo de elementos. ¿Cómo habían podido cambiar tanto las cosas por una mujer? Se contuvo a duras penas de dar un puñetazo a la pared. Lance se había sentado en el sillón individual y recostado a sus anchas dormitaba relajadamente, mientras los demás no se decidieran a hablar no tenia nada que hacer ni que decir. Cuando surgieran las disputas ya haría de árbitro como solía hacer. Bella jugaba con su pelo mientras vigilaba la calle oculta tras las cortinas y respondía escuetamente alguna pregunta de Chelsea sobre las curiosidades gastronómicas del viaje. Chelsea por su parte se había tumbado en el sillón grande, pero cambiaba de posición continuamente, incluso llego a apoyar los pies en la pared. A pesar de la aparente calma todos estaban en tensión. Aquel no era un lugar seguro y no sabían cuando los descubriría la policía que rondaba por las calles a tres pisos de distancia.

    “Estoy lista, vamos a ayudar al nuevo” comentó Jane al salir del baño. Nadie contesto, ni se movió. Al menos al principio. Poco a poco comenzaron a moverse. Salieron del edificio y Sen se fue en dirección contraria a ellos. Les dijo que no huiría, había decidido luchar. Pero antes tenía algo que hacer.

    El grupo avanzaba dividido, así resultaba menos sospechoso que caminando todos juntos. Miraban de vez en cuando las pantallas de los televisores en los escaparates, buscando algún indicio de lucha. Nada. La ciudad parecía estar completamente tranquila. Demasiado tranquila.

    Sen se había acercado al teatro. Esperaba que Hisana se uniera a ellos, no solamente por aumentar sus fuerzas sino para asegurarse de que no le iba a pasar nada malo. Entró por la puerta trasera. Los de allí lo conocían y lo dejaron pasar sin parafernalias. Saludó a algunos y bajó a los sótanos. Quería encontrarse con ella lo antes posible, cuanto antes la tuviera a su lado antes conseguiría sentirse mejor. O eso pensaba él. Hisana al verlo bajar las escaleras torció una mueca en su rostro y continuó lanzando cuchillos contra la pared. El último se clavo especialmente fuerte.

    “¿A qué has venido? Ya te dije la última vez que no quería tener nada que ver con un cobarde”
    “Bella ha vuelto” Fue el único comentario del chico que le lanzo una furibunda mirada. No esperaba ese recibimiento a pesar de la última discusión. “El nuevo viento ha aparecido y ya empezó la verdadera guerra contra Miracle.”
    “¿Qué?” La chica abrió los ojos de par en par mirándolo de hito en hito. No se lo creyó y se rió a carcajada limpia. Se acercó a retirar los cuchillos y los guardó entre sus ropas. “Si, seguro. Bella no volverá y menos sabiendo que no le queda nada aquí. Toya esta muerto, los elementales están desaparecidos o con el enemigo y si viento aparece o morirá o se unirá a los magos. Vete a contarle a otra tus cuentos de hadas”
    “No son cuentos, Lance, Chelsea y Bella aparecieron en mi casa la otra noche, luego me arrastraron a buscaros a ti, a Jane y a los que siguieran de nuestro lado”
    “Pues no te vi aparecer por aquí ayer” Le respondió de forma hiriente y burlona, mirándolo fijamente a los ojos
    “¡No quería ponerte en peligro!”
    “Que caballeroso” mantenía el mismo tono de burla “Pero al parecer eso no te importa hoy. Admítelo Sen nunca tendrás la convicción de luchar, si la tuvieras te hubieses unido a la rebelión cuando te lo pedí. Saito siempre será mas hombre que tú”

    Sen no pudo responder a eso. Era cierto que nunca había tenido convicción para luchar. Pero de ahí a que lo comparara con Saito iba mucha distancia. Hisana se empeñaba en rebasar ese límite que lo llevaba del simple mosqueo al verdadero cabreo. Apoyó una mano en una de las vigas y esta se congelo instantáneamente, desprendiendo hilos de humo por el frío. El brazo de Sen también estaba congelado hasta el hombro y parte de la cara, donde lo único que mostraba algún signo de calor era la intensa y ardiente mirada de sus ojos marrones. Sus labios se abrieron para acribillarla verbalmente, pues a pesar de toda su ira seguía siendo incapaz de dañarla físicamente. El gesto se quedo en eso, un gesto. Una explosión en la planta superior los saco de su pequeño mundo. Hisana subió las escaleras de dos en dos. El teatro estaba siendo atacado por magos. ¿Cómo habían averiguado el escondite de la resistencia? Volteo a ver furibunda al pelirrojo, que en esos momentos subía detrás de ella.

    “¿Qué has hecho?” lo taladró con la mirada. Pensando que era culpa de él que estuviesen siendo atacados. “Traidor” musito entre dientes.
    “Yo no he sido, no se que hacen aquí. Jamás me uniría a esos asesinos, tú misma lo dijiste, no soy como Saito” Escupió lo último con rencor. “Tengo mas dignidad”
    “Si, dignidad, ya” Rodó los ojos.

    Mientras hablaban se dirigían a la salida trasera del teatro. Allí se concentraba el mayor frente de lucha. Explosiones en el exterior y gritos de dolor y ataque resonaban entre las paredes. Sen salió por la puerta y creo una pared de hielo de varios metros, dejando un pasillo para que los miembros de la rebelión pudiesen evacuar el teatro y huir de la zona. Hisana ya tenía en las manos sus cuchillos y se concentraba en el condotiero que servia como centro de la pequeña plaza que daba a la trasera. Que fuese de bronce no importaba mucho ya que su poder como elemento era controlar el metal, fuese del material que fuese. La estatua equina cobró vida y ataco al grupo de fuerzas especiales de la policía con la bravura suficiente para hacerlos recular. Una vez se concentraron en un grupo compacto Sen los rodeo con una muralla de hielo que los mantendría presos. Sin embargo esta muralla se deshizo en un millar de pedazos que cayeron sobre los dos elementos. Hisana los protegió a ambos con la escultura de bronce justo a tiempo. Si entre los policías no había magos poderosos, ¿cómo era posible eso?

    La respuesta vino enseguida cuando la plazoleta se ilumino entre flashes por varios relámpagos que surgían entre el grupo de las fuerzas especiales. Debajo del sombrero de ala ancha solo se podía ver la sonrisa divertida de Laguna. Por su poder ninguno de los dos elementos era rival para él. Las fuerzas especiales retrocedieron dejándole espacio par que actuara. Ninguno estaba conforme con que aquella escoria estuviese entre ellos, pero reconocían el poder del elemento y agradecían estar libres de nuevo.

    “Hola niños, os veo en plena forma” Su voz sonaba tranquila. Aquello no era nada personal. “Hasta habéis crecido”
    “Pareces un abuelote hablando así” Dijo Sen con recelo. “¿A que has venido? ¿No estas con el otro perro buscando el nuevo viento?”
    “Nah, eso es una orden que Arashino le ha dado a Saito y a Luz” Se rascó la incipiente barba despreocupado. “A mi me ordeno que viniera aquí y diera un recado. Tenéis un traidor. Esas fueron sus palabras, pero no se si es entre los que juegan a ser rebeldes o entre los elementos. Ese hombre nunca da demasiados detalles.”

    Así que era verdad lo que le había contado Sen, como también era verdad su pensamiento de que habían sido traicionados. ¿Pero quien? Y ¿Luz? ¿Al final sabrían que apariencia tenía la persona que había acabado con la vida de Toya? No le dio tiempo a seguir con sus pensamientos. Laguna aprovecho la vacilación de ambos para atacarlos. No se lo habían ordenado, pero llevaba mucho tiempo inactivo, algo de ejercicio le vendría bien. Además el presidente de Miracle no quería muertos a ninguno de los elementos. Laguna lo maldijo para sus adentros, a saber que tenía en mente aquel demonio de hombre.

    Hisana paro el rayo que se venia hacia ellos con la estatua, pero el rayo la atravesó. El metal conducía la electricidad. Lo mismo que el agua aunque estuviera en estado sólido. Todo parecía perdido para los dos elementos que tenían todos los factores en contra.

    En otra zona de la ciudad Saito entraba en un callejón, Ginny cogida de su mano. En el fondo del callejón un muchacho de unos veintidós años jadeante por haber huido. El cabello moreno y largo le cubría el rostro sin dejar que se viera. Alzó las manos y unas ráfagas de viento atacaron a sus perseguidores, pero no tenían demasiada fuerza y lo único que hicieron fue mover el pelo de ambos.

    Continuará...
    avatar
    Hisana
    Usuario
    Usuario

    Femenino Cantidad de envíos : 48
    Edad : 27
    Fecha de inscripción : 14/03/2009

    Re: EW Apocalypsis

    Mensaje  Hisana el Mar Mar 24, 2009 10:55 pm

    Woooooooooooooow!!! Un caítulo más y nuevos!!! >///<
    Qué emoción!!!

    Ánimo y sige pronto!!! >¬<
    avatar
    Lunati[qiu]
    Usuario
    Usuario

    Femenino Cantidad de envíos : 37
    Edad : 33
    Fecha de inscripción : 08/03/2009

    Re: EW Apocalypsis

    Mensaje  Lunati[qiu] el Jue Mar 26, 2009 12:44 pm

    Ya estoy escribiendo el capítulo nueve, en cuanto lo acabe lo colgaré, con suerte de aquí a una hora estará colgado. También os traigo otro fic que colgaré después de enviado esto.

    Capítulo 8


    Todo parecía perdido para Hisana y Sen. El rayo los iba a alcanzar irremediablemente y perderían sus vidas a manos de un antiguo aliado. Lo que sucedió entonces fue demasiado rápido. Un muro de tierra se alzo frente a los dos chicos que veían ya la película de su vida a cámara ultra rápida. El rayo colisiono contra la pared recién salida de la nada dejando un raspón débil en ella. Hisana y Sen no sabían si respirar aliviados o prepararse para un nuevo ataque de Laguna. Lo que si hacían era agradecer la providencial aparición de Chelsea.

    “Ey viejales” Saludo la rubia al elemento rayo. “Se te ve bien, aunque no te pega eso de inflarte a repartir a aquellos que sólo pueden recibir. Te hacia mas… No se… Quizás menos… Si, menos aburrido”
    “Y tú has crecido y veo que ya dominas bien tu elemento Chelsea” Laguna sonrió bajo el ala del sombrero. “Pero dime ¿Qué haremos ahora? En un combate entre tu y yo tengo las de perder, además sería un tres contra uno” Fingió estar afligido.
    “Pues yo veo tres opciones, nada mas. La primera y menos probable es que vuelvas con nosotros. La segunda aún menos probable que la anterior es que te dejes patear el culo por nosotros tres” Chelsea se encogió de hombros. “Solamente queda la tercera, que te largues con el rabo entre las patas”

    El muro que había protegido a Hisana y Sen se deshizo mientras los otros dos hablaban. Y estos se pusieron al lado de Chelsea, que para ser las mas joven del grupo parecía tener aún mas carácter que los allí reunidos. Aunque eso nunca fue una sorpresa viniendo de aquella fanática de la sangre. De hecho ahora mismo se relamía mirando fijamente a los magos del cuerpo especial de la policía. Algunos, ante el recuerdo de las matanzas que solía practicar la joven tragaron saliva. Los más sensatos optaron por huir. Por muy poderoso que fuese Laguna no podría con tres elementos. Ni siquiera un alto cargo de la Miracle podría con tres de ellos a la vez.

    “Pues creo que mejor lo dejamos para otro día” Laguna se quito el sombrero y sacudió el polvo que había en el. Su aspecto francamente despreocupado hizo que un escalofrío recorriera la espalda de los otros tres. Nunca habían sabido lo que se le pasaba por la cabeza. Un personaje siempre misterioso que solamente se involucraba cuando podía sacar algo. A ninguno les extraño que fuese el primero en aceptar unirse a Miracle, ni de verlo tan tranquilo en ese ambiente. Se volvió a colocar el sombrero y les dedicó una sonrisa picara. “Por esta noche ya me he quedado sin cesta de navidad”

    A un gesto suyo las tropas se replegaron y junto a él abandonaron el lugar sin causar mas molestias. Seguramente irían a perseguir rebeldes. Hisana esperaba que sus compañeros hubiesen podido ponerse a salvo. Chelsea pateó con furia una farola cercana mientras lanzaba insultos contra Laguna y los magos. Aquellos malditos cobardes, hubiese querido jugar un poco con ellos. Bah, tampoco los culpaba de querer salvar la vida. Al poco rato los tres se pusieron en marcha para buscar al nuevo viento.

    La música iba llegando a los últimos acordes cuando Yamikarasu salio de entre las sombras. El edificio de Miracle corp. contaba con infinidad de pasadizos. Como un castillo, estaba construido para que quien no quería usar los pasillos no tuviese que hacerlo. Muchos eran de servicio, pero aquel hombre llevaba años siendo la mano oscura de las Rosas. Nadie conocía su verdadera identidad salvo la Rosa actual. Un lacayo que cumplía las ordenes y no le importaba quien ocupase el cargo, el servia al símbolo. Se acerco a una distancia prudencial del escritorio y realizo una inclinación educada. No habló, espero que lo hiciera el presidente. El silencio se adueño de la estancia iluminada solamente por la luz del escritorio presidencial.

    “¿Qué nuevas me traes?” El sillón daba la espalda al escritorio y al misterioso mago del norte.
    “El plan va según lo estipulado. Hay pequeñas anomalías que no afectan al fin, pero esta dentro de lo previsible.” A Yamikarasu le gustaba aquel hombre por encima del símbolo. Era la primera Rosa que no le pedía ponerle al día sobre las conjuras de los líderes de clan. Es mas, parecía saberlo todo incluso antes del propio Yamikarasu. Era un autentico líder. “Por lo que se ve la Elemento Tierra será la primera en llegar al límite, debería ser vigilada de cerca ahora que podemos saber su posición fácilmente.”
    “Ya veo” comento pensativo el presidente Arashino. “¿Por qué crees que será la primera? La señorita O’neill ya ha dado muestras de fusión al ochenta por ciento con su elemento. Cuando estuvo frente a la tumba de aquel Elemento.”
    “Esa… Elemento no llegara por el shock que le causara conocer a Luz, tal y como ha previsto usted con anterioridad. La Elemento Tierra ha desarrollado sus capacidades muy bien este tiempo y actualmente es la que mas probabilidades de éxito tiene en una manipulación total. Además su carácter le permitirá llegar a ese punto de éxtasis.”
    “Me alegro de que hayas llegado a la misma conclusión que yo” No era un halago. Simplemente reconocimiento. “Habrá que capturarla en el momento justo”
    “Como ordene”

    Yamikarasu volvió a realizar una reverencia y desapareció tan silenciosamente como había entrado. Kumo Arashino recogió su abrigo y se dirigió a la salida del despacho. Llegaba tarde a una reunión del Consejo. No se debía hacer esperar más de la cuenta a aquellos conspiradores ansiosos de beber su sangre en una copa de cristal.

    Finalmente, cuando las luces del día comenzaban a despuntar, el grupo de Bella obtuvo noticias del paradero de Viento. Una pelea estaba teniendo lugar al Este de la ciudad. No tardarían mucho en llegar, estaban entrando al distrito Sur por esa misma zona. Solamente tendrían que deshacer el camino andado. Los que lo tenían más crudo para llegar eran el grupo de Sen que aún se encontraban en el distrito Oeste.


    Continuará...
    avatar
    Dreaming_Zell
    Usuario
    Usuario

    Cantidad de envíos : 40
    Fecha de inscripción : 24/03/2009

    Re: EW Apocalypsis

    Mensaje  Dreaming_Zell el Jue Mar 26, 2009 2:31 pm

    Bueno, me he leido los 8 capitulos del tiron y esta realmente bien la historia, me encanta Yamikarasu (casi siempre me decanto por los malos xD) es un nigromante y un tipo bastante misterioso, seguire a la espera del noveno capítulo.

    EDIT: Edito porque como me ha gustado la historia a ver si aun me puedo apuntar ^^

    Ficha:

    Nombre: Beckem Schaumman

    Edad: 21

    Apariencia: 1'78, complexión delgada, pelo largo y negro, con una mecha gris que le cae del flequillo, ojos grandes y negros. Tiene una pequeña perilla bien arreglada en el mentón.
    avatar
    Lunati[qiu]
    Usuario
    Usuario

    Femenino Cantidad de envíos : 37
    Edad : 33
    Fecha de inscripción : 08/03/2009

    Re: EW Apocalypsis

    Mensaje  Lunati[qiu] el Vie Mar 27, 2009 5:01 pm

    Dije que sería una hora, pero al final fue un día T.T odio cuando mi inspiración em juega malas pasadas. Bueno al fín está aquí el capítulo nueve y con el están presentados todos los personajes que se inscribieron originalmente y uno mas al que metí por la cara (muajajaja)


    Capítulo 9


    Una ola de luz se expandió por las calles, inundándolo todo y cegando a todos los que se encontraban en un radio de cinco manzanas a la redonda. Tal era la cantidad de luz que muchos lo confundieron en el amanecer, aún estando al otro lado de la ciudad. La ola formó una cúpula brillante y permaneció allí, plantada en la ciudad, igual que un sol posado sobre la tierra. Al verlo, al darse cuenta de la magnitud del poder de Luz, Bella aceleró entrando dentro de la bola luminosa, su poder la protegería contra los destellos. La oscuridad que nacía en ese momento de su corazón, producto del ansia de venganza, era mas fuerte que toda aquella luz que se esparcía a su alrededor creando un paisaje completamente blanco en el que no se distinguían formas. Un intrincado laberinto del que tampoco se distinguían las paredes.

    El resto se quedó fuera de la cúpula, sin la protección de un escudo de sombras se perderían dentro de aquella blancura sin fin. Y la que podría haberles ayudado se adelanto sin pensar en las consecuencias. Lance chasqueó la lengua, molesto, sin embargo mantuvo la sangre fría, Jane por el contrario musito un insulto y pateó el suelo con frustración. Presumía que aquello era una trampa para Bella, el dolor de traicionarla se disipaba levemente mientras el pensamiento de estar salvando a su hermano le llenaba la cabeza.

    Dentro de la cúpula de luz Bella avanzaba lentamente, proyectando sombras para vislumbrar las paredes de aquel laberinto. La vista empezaba a dolerle ya cuando topo con alguien. Saito había salido a su encuentro y estaba frente a ella con las manos en alto, señal de que no la iba a atacar. Al meno de momento.

    “No puedo dejarte seguir Bella”
    “Vaya” dijo ella con tono sarcástico. “Si estás tu aquí es que voy por buen camino, me dan igual tus palabras, aparta de mi camino”
    “Te arrepentirás si continuas y yo no puedo permitir que le hagas daño, es el trabajo que me ha sido impuesto”
    “¿Qué me arrepentiré?” Preguntó atónita. “Me arrepentiré si no mato al asesino de Toya” chilló fuera de si, lanzándose hacia el con todas sus fuerzas. “Y tú también lo vas a pagar”

    Atravesó el cuerpo de Saito, o mas bien la imagen que estaba plantada frente a ella. Trastabilló y cayó al suelo. Se mordió el labio. Se había dejado llevar por la ira, esa no era ella, tenia que pensar en como salir de la ilusión de Luz. Y una mierda pensar, toda aquella cantidad de luz la estaba cabreando todavía mas. Su cuerpo se lleno de manchas de oscuridad pura y la luz fue absorbida con ferocidad. El holograma de Saito despareció junto con la cúpula.

    Cuando la oscuridad se disipó la ciudad reapareció a los ojos de todos. Aunque no parecía la misma ciudad de antes de la cúpula de luz, Faltaban trozos de fachadas, asfalto, bocas de incendio de las que manaba una columna de agua. Era como si la oscuridad se hubiese llevado consigo esas cosas. Saito miraba a su alrededor sorprendido y bastante alarmado, Ginny parecía contenta de ver todo aquello, en ese momento su protector se pregunto que clase de educación le habría dado Arashino a la niña... El nuevo elemento de viento yacía inconsciente y herido delante de ellos

    Bella los miraba sin saber que hacer. Aquella niña era Ginny, no había ninguna duda. Era ella, eran sus ojos, sus manos. ¿Por que no parecía tener mas de doce años si ahora debería tener catorce? La elemento de oscuridad abrió la boca para decir algo, pero la volvió a cerrar, no encontraba las palabras. Toda su furia y su ímpetu inicial se habían esfumado dando paso a la sorpresa. ¿Era la pequeña Ginny la nueva Luz? ¿Cómo la habían descubierto los de Miracle? ¿Era ella consciente de a quien había matado? Mil preguntas la agobiaban en esos momentos, pero la saco de sus cavilaciones la risa clara de la niña.

    “¿Es ella Sai-chan? ¿Ella es oscuridad?” Pregunto la pequeña tirando de la manga de la chaqueta de Saito. Este miro a Bella con cara de circunstancias. Se agachó y acaricio el pelo de la pequeña.
    “Si, ella es Bella, tu madrina” El rostro de Ginny se iluminó y abrazó a Saito llena de alegría. “Veo que estas contenta de conocerla al fin”
    “Claro que me alegro, de seguro que ella no me querrá dejar sola” su rostro se entristeció. “No como Toya, que atacó a papá” La niña se soltó de Saito y se acercó a Bella unos pasos. “Bella-chan ¿vendrás con nosotros?”

    Bella vaciló. ¿Qué Toya había atacado al padre de Ginny? Si Shiki había muerto cuando Ginny era aun pequeña a manos de un mago, ¿a que padre se refería? ¿Qué habían hecho los de Miracle con ella? No lo entendía, pero tenía que llevarse a la pequeña consigo, tenia que salvarla de las garras de los magos. Dio un paso y se vio rodeada de raíces. Lance la había encerrado.



    En la sala del concejo estaban reunidos los líderes de los cuatro clanes con el Presidente Arashino. La junta de Miracle Corp. Se había reunido en una de las reuniones ordinarias necesarias para el correcto funcionamiento de la empresa. O eso era lo que se decía. En realidad eran reuniones mensuales para evaluar el progreso en al lucha contra los elementales. Los cinco asientos de la mesa redonda estaban ocupados. Todos los asientos del mismo tamaño. Hacía tiempo que el puesto de Rosa había dejado de ser ocupado por el mago de mas poder. Actualmente las intrigas internas ponían a uno o lo quitaban según la conveniencia de los líderes de clan o de sus futuros sucesores.

    La reunión ya había sido dada por terminada y solamente quedaban allí la líder del clan del Sur, la despampanante Shaskiriana. El presidente Arashino y la hermana menor de este y líder del clan del Oeste. Misato Arashino.

    “Vamos hermano, ya sabes que no debes pelearte con los otros líderes de clan” le espetó divertida al presidente. Como al resto de líderes le había sorprendido ver a Shaskiriana con un morado a un lado de la boca. La maga no había cubierto el ultraje causado por el presidente y eso había levantado murmullos en la asamblea. Sin embargo aquel detalle no causo ningún sentimiento de incomodidad en el presidente. Lejos de ello, le hizo sonreír con superioridad a la imponente mujer, desafiante. “Pídele perdón, ella solo busca llamar tu atención.”
    “Misato, no hace falta que intercedas por mi” Añadió rápidamente la aludida. Odiaría que la otra hablase de mas.
    “La señorita tiene razón, querida, no debes interferir por ella” El hombre tomó una de las manos de su hermana y la besó. “Lo que deberías hacer es consolarla, después de todo eres tu la que se la quiere llevar a la cama”
    “Oh, vamos Kumo no difundas los secretos de los demás así, es de mala educación, pero es cierto, soy yo la que tiene interés en su cuerpo” Misato se relamió mirando con sorna a la maga del Sur. Se acerco a ella y le susurró al oído “Estabas muy equivocada buscando mi ayuda para subyugar a mi hermano. Tu solamente ocupas ese puesto por tu trasero bonito, no eres mas que un trozo de carne sin valor”

    El color del rostro de Shaskiriana enrojeció por la ira y la humillación. Airadamente se dio la vuelta y salió a paso rápido de la sala. Misato por su parte una vez cerraron las puertas se acerco a su hermano. Lo abrazó y poniéndose de puntillas lo beso apasionadamente en los labios. Beso que fue correspondido al igual que el abrazo.

    “No voy a permitir que otra mujer te toque, tú me perteneces a mi y a nadie mas”
    “De la misma forma en que tu me perteneces a mi, querida hermana, que no se te olvide nunca”



    El elemental de viento abrió los ojos lentamente. Aún sentía dolor, pero menos que antes. Eso en cierto sentido lo alivió, significaba que continuaba con vida. Alguien lo había vendado y lo había llevado a algún lugar. El cuarto en que se encontraba parecía pertenecer a una casa particular no a un hospital. Con cuidado se levanto de la cama, la herida en el muslo era la que mas le dolía. Abrió la puerta con precaución, alerta para defenderse en caso del que le hubiese salvado no fuese amigo.

    “Ah, ¿ya te has despertado?” La voz de una chica lo sobresaltó. “Me llamo Chelsea ¿y tu?”
    “... Chorni”

    La chica le sonrió y le indicó que le siguiera a la cocina del departamento de Jane.

    Continuará...
    avatar
    Chorni
    Usuario
    Usuario

    Cantidad de envíos : 9
    Fecha de inscripción : 27/03/2009

    Re: EW Apocalypsis

    Mensaje  Chorni el Vie Mar 27, 2009 5:39 pm

    Me ha gustado mucho, sobretodo el cómo eres capaz de manejar varias historias sin liar y haciendo que todos avancen poco a poco
    avatar
    Hisana
    Usuario
    Usuario

    Femenino Cantidad de envíos : 48
    Edad : 27
    Fecha de inscripción : 14/03/2009

    Re: EW Apocalypsis

    Mensaje  Hisana el Vie Mar 27, 2009 6:52 pm

    Capítulo nuevo!!! >///<
    Oh! Hemos salvado al nuevo viento y por fin se sabe su identidad! xD

    Misato Arashino... menudo par de hemanos más peligrosos... ¿Cómo debieron de ser sus padres para que salieran así...? xD

    Ánimo y sigue pronto!!! >¬<
    avatar
    Sensei
    Usuario
    Usuario

    Masculino Cantidad de envíos : 27
    Edad : 33
    Fecha de inscripción : 09/03/2009

    Re: EW Apocalypsis

    Mensaje  Sensei el Vie Mar 27, 2009 9:21 pm

    Aggg, esto está más que interesante. Como indicó Chorni, es magistral la forma con que entrelazas escenas e historias sin que el lector se pierda. Además, tiene la justa medida de todo, como si de una buena receta se tratara: acción, politiqueo, intriga, pasión…
    Tengo que acordarme de todo esto, ya que podría salir una fantástica película (o saga de pelis). A ver si me hago millonario pronto para poder empezar a hacer proyectos solo por el placer de hacerlos…
    avatar
    Lunati[qiu]
    Usuario
    Usuario

    Femenino Cantidad de envíos : 37
    Edad : 33
    Fecha de inscripción : 08/03/2009

    Re: EW Apocalypsis

    Mensaje  Lunati[qiu] el Vie Mar 27, 2009 9:44 pm

    Me alaga semejante buena opinión de mi trabajo, quizás sea el momento para ponerme a escribir en serio. Para tratar de ganarme la vida con mis textos. Después de todo este fic lo empecé para coger confianza en misma ^^U.
    avatar
    Miss Ato
    Usuario
    Usuario

    Cantidad de envíos : 43
    Fecha de inscripción : 09/03/2009

    Re: EW Apocalypsis

    Mensaje  Miss Ato el Lun Mar 30, 2009 2:36 pm

    Uf Uf! Bueno....poco a poco.....cuando entré casi me da un soponcio al ver tantos capitulos juntos xDDD


    Me lo voy leyendo poco a poco, de momento me está gustando bastante. Solo voy por el capitulo tres (ya leido) porque no tengo mucho tiempo, al menos no mucho tiempo en el que una puede estar calmada leyendo sin la distraccion de la tele encendida (esto de estar el pc en la sala...)

    Oye, te voy a pedir una favor, un favor inmenso para mi. ¿no tendrás por ahi las fichas de los personajes? Porque la mayoria usan nombres que conozco (y que yo misma usé para mis fics...esta gente...que poco originales son, de verda....) pero aún así con los demás me pierdo, y mucho. Seamos sinceros....mi cerebro no da para mas....es así....y antes de seguir leyendo me encantaría tener la ficha de la gente para ir viendo un poco los nombres, su elemento y demás...¿sería posible?

    Si es así mandamelo en un pm plis
    avatar
    deamar
    Administrador
    Administrador

    Femenino Cantidad de envíos : 71
    Edad : 29
    Fecha de inscripción : 07/03/2009

    Re: EW Apocalypsis

    Mensaje  deamar el Lun Mar 30, 2009 4:05 pm

    Bueno, ya te lo dije por msn... ¡Me ha encantado! Ya me esperaba lo de Ginny pero he alucinado con esa aparición de Misato como ultra mala malosa. Y bueno, ya tenemos a Chorni ahí, dos personajes más al saco.

    Por cierto, ¡qué manera tan genial de enlazar escenas!


    _________________
    avatar
    Dreaming_Zell
    Usuario
    Usuario

    Cantidad de envíos : 40
    Fecha de inscripción : 24/03/2009

    Re: EW Apocalypsis

    Mensaje  Dreaming_Zell el Lun Mar 30, 2009 7:29 pm

    Genial la manera de entrelazar historias como ya te han dicho, va muy muy bien el fic, espero sin lugar a dudas la aparicion de mi personaje (si alguna vez aparece xD) esta genial. Bueno, sigue asi ^^
    avatar
    Grisi
    Usuario
    Usuario

    Cantidad de envíos : 2
    Fecha de inscripción : 03/04/2009

    Re: EW Apocalypsis

    Mensaje  Grisi el Vie Abr 03, 2009 3:35 pm

    Weno, hace unos dias me leí los capis (pero soy tan vaga q hasta hoy no me registrado y comento xDDDD), y la verdad es que casi no me acordaba pero estan geniales *-*
    la cosa esta cada vez mas interesante jujujuju
    de donde habré salido? *cara pensativa*

    Animos Lunati ^0^!!!
    avatar
    Saito
    Usuario
    Usuario

    Cantidad de envíos : 4
    Fecha de inscripción : 02/04/2009

    Re: EW Apocalypsis

    Mensaje  Saito el Sáb Abr 04, 2009 12:07 am

    uuuuu

    que bueno ver este fics1!!!


    pues a ponerme al dia!! haber donde quede xD


    saludos!!!

    Contenido patrocinado

    Re: EW Apocalypsis

    Mensaje  Contenido patrocinado


      Fecha y hora actual: Jue Nov 15, 2018 2:48 am