La noche de los vivos

    Comparte
    avatar
    Dreaming_Zell
    Usuario
    Usuario

    Cantidad de envíos : 40
    Fecha de inscripción : 24/03/2009

    La noche de los vivos

    Mensaje  Dreaming_Zell el Miér Jun 10, 2009 2:41 am

    Aquí teneis mi nuevo fanfic, recién salido del horno para comenzar a ser leido. Os dejo con lo primero, la nota del autor ^^

    Nota del autor.


    "Mucho se ha hablado durante toda la historia de los vampiros, este tema ha sido tocado y retocado cientos, ¿qué digo cientos?, miles de veces. Muchos han sido los autores que han escrito una historia sobre los vampiros, las historias y leyendas son muchas y muy diversas, en ocasiones, tan diferentes, que los vampiros no se parecen a su imagen original.

    Mi idea, como la de muchos autores, es diferente a la original, a todas las leyendas y a todos los libros escritos hasta ahora. Desde un principio, los vampiros siempre se han visto gente fria, calculadora, débiles a la luz del Sol, a los ajos y a los crucifijos. Esta historia es diferente, todo ocurre en un mundo post-apocalyptico, concretamente en España. Los vampiros son los amos y señores de la Tierra, ellos son los empresarios, banqueros, políticos, ¿y por qué no?, también médicos y barrenderos. El ser humano quien tantas especies ha exterminado ha acabando siendo recluido en pequeños círculos, marginado por haber destruido tanto y haber hecho tanto mal.

    La pregunta que me hago yo és: ¿Qué ocurriría en un mundo donde los vampiros son los que temen y no los temidos?"
    avatar
    Dreaming_Zell
    Usuario
    Usuario

    Cantidad de envíos : 40
    Fecha de inscripción : 24/03/2009

    Re: La noche de los vivos

    Mensaje  Dreaming_Zell el Miér Jun 10, 2009 10:25 pm

    Perdonad el doble post ^^ . Aqui teneis el primer capi ^^

    Capítulo 1. Noches de verano.


    La historia comienza aquí, en el año 2113, el mundo es un lugar frío y solitario. Las personas tal y como las conocemos hoy en día ya no pueblan la Tierra. Una especie superior, más poderosa, más inteligente, pero menos belicista ha copado la vida cotidiana, ellos son los vampiros, y han reducido al ser humano en pequeños grupos escondidos, sumidos en la miseria, el pillaje y la desolación.

    España no es diferente al resto del mundo, quizá antes se dijera que era uno de los países menos desarrollados del llamado primer mundo, pero ahora es diferente. No existen las naciones tal y como las conocemos hoy en día. Los grupos vampíricos se distribuyen en grandiosas y magnificas ciudades llamadas Orases, gobernadas todas por su alto mandatario que ejerce la función de lo que nosotros conocíamos antes como alcaldes. Todo el mundo esta regido por un único gobierno, un gobierno global y mundial que no entiende de fronteras, ni sabe lo que significa la palabra extranjero. Tampoco hay miles de lenguas, todos hablan la misma y todo el mundo se entiende, el idioma tampoco es una barrera. Desde que los vampiros llegaron al poder, no existen guerras, ni dolor. La contaminación que en el 2030 convirtió a la gran mayoría de ciudades en irrespirables e inhabitables es algo que es cosa del pasado. En el mundo vampírico no existen los coches, ¿para qué? Es bien sabido por todos que los vampiros saben volar y no necesitan ningún coche ni transporte.

    En el noroeste de la península Ibérica se encuentra la maravillosa Costa da Morte, antiguamente muchos eran los municipios que abarcaba este lugar, desde el cabo de Finisterre hasta el bello pueblo municipio de Malpica, actualmente todo se ha unido en una grandiosa Orase, una de las más ricas del mundo debido a su gran atractivo turístico. Los vampiros aman esta zona, llena de misterios, leyendas y con unas preciosas vistas en la noche.

    En el principal puerto comercial y pesquero de Camariñas dos sombras se encontraban de pie junto al agua. La Luna daba luz al lugar, esa luz tenue, pálida y muerta, el cielo estaba raso, no había nubes y el cielo era particularmente estrellado aquella noche de verano. La brisa corría fresca y ayudaba a mantenerse en una temperatura agradable, aunque a los vampiros eso les da igual, el calor y el frío no son cosas que les importen mucho. Eran dos muchachos los que estaban allí desde que el Sol comenzó a descender y sus rayos comenzaron a desaparecer en el mar. Uno de ellos, llamado Cyrian, tenía el pelo rubio y recogido hacia atrás, lo llevaba bien cortado y pulcro, sus ojos eran azules como el mar a la mañana y sus colmillos sobresalían ligeramente entre sus labios, eran blancos y relucientes, era uno de esos tipos de persona que odian la suciedad ante todo, por eso, cuando necesitaba alimentarse de la sangre de algún animal, prefería hacerlo bebiendo de botella antes que incrustar sus dientes en la yugular de cualquiera que hubiera cazado. Llevaba una camisa de manga corta de color blanco y unos pantalones de algodón del mismo color, tampoco le gustaban los colores oscuros, como a la gran mayoría de los vampiros, podemos decir perfectamente, que Cyrian era un rebelde entre los vampiros. Por otra parte, quien le acompañaba era otro joven vampiro llamado Doa, tenía el pelo largo, liso y negro, los ojos eran profundos del mismo color que el pelo, no se sabía donde terminaba el iris y donde comenzaba la pupila, sus colmillos eran bastante más pequeños que los de un vampiro normal, pero bastante más puntiagudos. Doa era más parecido a los demás vampiros, amaba cazar a los animales y succionarles hasta la última gota de vida, era un tipo sádico y bastante tramposo, pero jamás se había metido en una pelea ni había tenido problemas de ningún tipo. Iba vestido con una camiseta de color negro, acompañada de unos pantalones vaqueros desgastados y unas botas altas, era un tipo que seguía la moda hasta el más mínimo detalle.

    Aunque os preguntareis como dos seres tan opuestos, podían mantener algún vínculo amistoso, la verdad es que Cyrian y Doa siempre habían sido amigos inseparables, desde sus primeros veinte años hasta la fecha, donde tenían exactamente cincuenta y seis. Cabe destacar que los vampiros no envejecen igual que nosotros, por lo que dentro de su sociedad, aún eran considerados en final de su etapa adolescente. Jamás habían tenido una disputa y aunque a lo largo de su vida habían tomado caminos bastante diferentes, siempre tenían tiempo el uno para el otro, se querían todo lo que dos amigos se pueden querer, aunque los sentimientos sean algo poco común en el mundo vampírico.

    - Cyrian, tendrías que haberlo visto, hoy cacé el perro más grande que jamás has podido ver, la verdad es que sabía bastante bien.- le dijo Doa entusiasmado.

    - No se como puedes cazar esos animales. ¿Sabías que para los humanos los perros eran unos grandes amigos de compañía?- le espetó Cyrian.

    - Pero no somos humanos, somos vampiros, los reyes del mundo, estamos encima de la cadena alimenticia, nos alimentamos de sangre y aunque tu bebes la sangre embotellada, ni si quiera puedes reprimir a veces la necesidad de tener que cazar.- replico Doa con una leve sonrisa.

    - Cierto es, es cosa de nuestra naturaleza, eso no te lo puedo negar Doa. Pero siempre preferiré beber sangre embotellada antes que tener que mancharme.- le dijo Cyrian.

    - Esa sangre ha pasado por miles de procesos, ni siquiera sabe a sangre, no se como la puedes beber, odio la sangre embotellada.- después de decir esto Doa se llevó los dedos a la boca haciendo el gesto de vómito y ambos rieron.

    Continuaron hablando y conversando largo y tendido, reían y miraban el mar. El tiempo pasaba rápido e iba a amanecer. Eso no les preocupaba. Por mucho que las leyendas hablen, el Sol no aniquila realmente a los vampiros. Los rayos del Sol producen que un vampiro pierda sus poderes, tales como poder volar o auto-regenerarse, pero no mueren. Por eso, los vampiros son más de vida nocturna, porque durante el día no cuentan con su poder.

    No estaban solos en el muelle, un hombre llevaba largo tiempo observándoles. Ningún hombre, por muy valiente que fuera se atrevería a enfrentarse a dos jóvenes vampiros en plena noche, pero el sol comenzaba a salir y esto cambiaba mucho la situación. El hombre se encontraba escondido dentro de uno de los edificios del muelle y desde la puerta principal podía ver perfectamente a los dos vampiros conversar. Llevaba una ballesta bastante grande y varios proyectiles bañados en aliina, sustancia que provoca el fuerte olor de los ajos y que puede ser realmente problemática para los vampiros. Una pequeña dosis de aliina puede provocar serias urticarias y fuertes picores a los vampiros, no más que una alergia, pero una gran dosis puede matarlos. El hombre era un cazador. Los cazadores eran seres humanos que salían al amanecer y atacaban a los vampiros más rezagados, muchas desapariciones eran causadas por ellos, eran expertos en exterminar vampiros, otra razón más para que estos últimos odiasen la vida diurna. Se puso la ballesta en el hombro y cargó un proyectil en ella, apuntó al cuello de Cyrian y se adelantó para tener una mejor posición de disparo. Tuvo la mala suerte de que al adelantarse golpeó una pequeña lata de bebida y está cayó y resonó con eco dentro del habitáculo. Ambos vampiros se giraron rápidamente hacia la procedencia del ruido y una flecha salió disparada, rozando levemente el cuello del vampiro que iba vestido de blanco sin provocar nada más que un pequeño rasguño.

    - Cazadores.- espetó Cyrian con tremendo terror.

    Ambos vampiros salieron corriendo del lugar, el hombre tardó demasiado en volver a cargar una flecha y mientras se maldecía sus dos presas habían escapado. Resopló y metió de nuevo la flecha en su carcaj. Doa había rodeado rápidamente el edificio y cuando el hombre se dispuso a salir por la puerta trasera lo sorprendió. Le cogió con una fuerza muy humana por las solapas de la camisa e introdujo sus colmillos en el cuello del hombre. Una pequeña daga brilló en la oscuridad y se introdujo dentro del estomago de Doa, por supuesto, estaba impregnada también con aliina. Doa caía al instante con fuertes espasmos en el suelo, mientras la sustancia recorría su cuerpo.

    - ¡Doa!- gritó Cyrian, quién observó toda la acción.

    El hombre rápidamente sacó su ballesta y cargó una flecha en ella, Cyrian comenzó a correr temiendo que su amigo muriese por aquel ataque. Pero no podía hacer nada si quería salvar también su vida. Una flecha pasó silbando por su costado y rasgo parte de su camisa, pero como la flecha anterior, tampoco llegó a alcanzarle. Cyrian se precipitó por el camino que llevaba a la Orase y se perdió por las calles de la ciudad buscando algún lugar de protección vampírica. Aquellos lugares se habían construido después de que los humanos juraran venganza y servían para proteger a los ciudadanos de los ataques de los cazadores. Cyrian entró rápidamente, sudando y con el corazón latiendo a muchas pulsaciones.

    - ¡Rápido, que alguien me ayude!- gritó.- Hay cazadores en el puerto, no estoy seguro si es uno o tiene más compañeros, pero mi amigo ha caído derribado y posiblemente necesite ayuda.

    Dos agentes salieron rápidamente tras Cyrian, quien les guió por el camino donde el cazador les había sorprendido. Pero allí ya no quedaba nadie, únicamente estaba el cuerpo de Doa, quién respiraba con dificultad, la aliina ya se había extendido por el resto del cuerpo provocándole fuertes dolores.

    - Cyrian, no salgo de esta… no salgo de esta.- repetía con dificultad Doa.

    - No digas eso, te pondrás bien.- le dijo Cyrian, quién notó que unos sentimientos muy humanos se apoderaban de el.

    - Parece ser que ha sido envenenado con aliina.- dijo uno de los hombres observando los síntomas del cuerpo de Doa.- No hay nada que podamos hacer ahora, el veneno ya se ha extendido. Si no es suficientemente gran cantidad puede que sobreviva, pero con una herida así y con el veneno dentro de su cuerpo, lo dudo mucho.

    - ¡No digas tonterías!- gritó Cyrian con gran enfado.

    Pero Doa no sobrevivió, minutos después su cuerpo quedó helado e inerte, ya no respiraba, el ataque había sido mortal y la aliina había recorrido rápidamente su cuerpo provocando un fallo cardíaco. Por primera vez en su vida, Cyrian lloró.

      Fecha y hora actual: Mar Sep 25, 2018 12:11 am